En qué consiste el tratamiento periodontal y qué tipos hay
SERVICIO DE URGENCIAS 24h        (+34) 954 211 226 informacion@sevilladental.net

Es posible que ya hayas oído hablar alguna vez de la conocida enfermedad de las encías (periodontitis) o incluso conozcas a alguien que la ha padecido. En este artículo vamos a hablarte del tratamiento de la periodontitis, respondiendo a posibles dudas que puedas tener como: ¿La enfermedad periodontal realmente tiene tratamiento? ¿En qué consiste el tratamiento de la periodontitis? ¿Debería tratarla?

 

¿La enfermedad periodontal tiene tratamiento?

Muchos pacientes que comienzan a sentir los síntomas de esta enfermedad se preguntan: “¿Hay tratamiento para la periodontitis?” “¿Se puede curar?

Lo primero que debes saber, si tú también te has hecho estas preguntas, es que la periodontitis es una enfermedad crónica. Pero no por ello debes alarmarte, ya que existen tratamientos de periodoncia especiales para controlarla. 

Lo importante es que mantengas una higiene adecuada y realices revisiones continuas a tu dentista para mantener la enfermedad controlada y actuar con los tratamientos necesarios a tiempo en cada momento.

Así que ahora, pasamos a contarte en qué consiste el tratamiento periodontal y qué tipos hay

 

¿En qué consiste el tratamiento de periodontitis? 

El tratamiento de periodontitis difiere en cada caso. Según la fase y el estado en que se encuentre la enfermedad del paciente, el tratamiento periodontal podría ser uno u otro. 

En algunos casos, será suficiente con la aplicación de técnicas de periodoncia no quirúrgicas como las que veremos a continuación.  

En otros, cuando la periodontitis está más avanzada, se te han retraído las encías, existe pérdida del hueso u otras circunstancias especiales, puede que sea necesario llevar a cabo tratamientos quirúrgicos para tratar tu caso.

Para seguir profundizando veamos en qué consiste cada tratamiento periodontal.

 

Tratamientos de periodontitis no quirúrgicos

Antes de realizar cualquier tratamiento, el especialista debe realizar un estudio periodontal para determinar el estado de la enfermedad y poder decidir el tratamiento más adecuado. Por lo general, este estudio consta de un conjunto de radiografías y un periodontograma (o también sondaje de encías).

Una vez realizado este estudio, si la enfermedad está en una fase temprana, podría ser suficiente con tratamientos como:

 

Curetaje

El curetaje es uno de los tratamientos periodontales básicos. Se trata de una técnica odontológica de raspado y alisado radicular por la que se eliminan el sarro y la placa bacteriana acumulada en los dientes y encías. 

Con la técnica del raspado, se utilizan diferentes instrumentos para raspar el sarro y la placa y así, eliminarlos de la zona afectada. El objetivo es actuar en profundidad llegando incluso por debajo de las encías para eliminar el sarro y las bacterias que se encuentran acumulados más allá de la superficie de los dientes. 

A continuación del raspado, mediante el alisado radicular se procede a pulir la raíz del diente para dejar la superficie completamente lisa y descontaminada. 

El curetaje suele confundirse a menudo con las limpiezas dentales. Sin embargo, no son lo mismo. 

La gran diferencia se encuentra en la finalidad de cada uno. Mientras que la limpieza bucodental es un tratamiento preventivo, el curetaje es un tratamiento correctivo que actúa una vez que la placa y el sarro ya se ha adherido a la zona afectada y ha provocado la enfermedad periodontal. 

Generalmente, el curetaje se realiza mediante anestesia local para prevenir las molestias que pudieran ocasionar el raspado y alisado radicular. No obstante, es una técnica poco invasiva, y las posibles molestias que podrías experimentar tras la consulta son leves y pasajeras. 

 

Antibióticos

En ocasiones, como tratamiento complementario al raspado y alisado radicular, el especialista podría recetar antibióticos para contribuir a la eliminación de la infección, si lo ve conveniente en tu caso. 

El tratamiento periodontal mediante antibióticos podría consistir en soluciones tópicas u orales, según estime el especialista. 

Desde Sevilla Dental, queremos aprovechar la ocasión para recomendarte seguir las indicaciones del periodoncista y evitar la automedicación mediante antibióticos para la periodontitis. 

 

Tratamientos de periodontitis quirúrgicos

¿Y si no fuera suficiente con el curetaje y antibióticos? ¿Y si la periodontitis ha avanzado y ha dañado los tejidos como encías y huesos? ¿Existe solución en estos casos? 

Hay ocasiones en las que, además del raspado y alisado radicular o el uso de antibióticos, es necesario recurrir a cirugías dentales. 

¿Qué tipo de soluciones existen y en qué consisten estos tratamientos periodontales quirúrgicos? Te contamos a continuación. 

 

Cirugía periodontal

Con la cirugía periodontal, el especialista puede llegar a las zonas más profundas de las bolsas periodontales, aquellas de difícil acceso, a las que no ha podido acceder mediante el raspado y alisado radicular.

Este tipo de intervención, conocida también como cirugía periodontal a colgajo, consiste en realizar un pequeño corte sobre la encía cerca de la raíz del diente para separar y levantar una parte del tejido de la encía que le permita al especialista realizar el raspado y alisado radicular con mayor profundidad y eficacia. 

 

Injerto de encías

El injerto de encías de encías es una solución a la retracción de encías. 

Cuando la periodontitis avanza, puede provocar la pérdida del tejido que rodea al diente (encía), derivando así en la recesión o más conocida como retracción de encías.

Con el injerto de encías (cirugía plástica periodontal) el especialista extrae una pequeña sección de tus encías (de una zona cercana o bien, del paladar) y la coloca en la zona que hay que volver a recubrir.    

 

Injerto de hueso

En los casos en los que el periodoncista detecta que el hueso está dañado, evaluará la posibilidad de realizar un injerto de hueso. 

El objetivo es actuar a tiempo para evitar la pérdida del diente como consecuencia de la evolución de la enfermedad periodontal, alargando así la vida útil de tus dientes. 

 

Estimulación de la regeneración de los tejidos

Otra de las técnicas empleadas como tratamiento de la periodontitis es la regeneración periodontal. El objetivo es reconstruir y favorecer el crecimiento de los tejidos perdidos (hueso o encías) por la propia enfermedad periodontal. 

A veces, se utilizan como tratamientos complementarios a las cirugías.

Existen distintos procedimientos para la regeneración periodontal. Uno de los más comunes es la regeneración tisular guiada (RTG). 

La regeneración tisular guiada, de forma resumida, consiste en la colocación de una membrana especial entre la encía y el hueso que favorece el crecimiento del hueso perdido. 

Otras técnicas regenerativas que complementan a los tratamientos periodontales quirúrgicos son la aplicación de proteínas estimulantes. Esto fomenta la regeneración del cemento, el ligamento periodontal y el hueso perdido a causa de la periodontitis.

 

¿Debo hacerme un tratamiento de periodoncia?

Algo que has podido llegar a plantearte si estás buscando información sobre las soluciones de la periodontitis o en qué consiste el tratamiento periodontal, puede ser algo como: ¿Tengo que hacerme algún tratamiento de periodoncia? ¿Qué necesito?

Estas preguntas debe responderlas un especialista en periodoncia que evalúe el estado de tu periodontitis (si es que la padeces). Por lo que no podemos darte una recomendación concreta en este momento sin conocer previamente tu caso. No obstante, te invitamos a solicitar una cita en Sevilla Dental para poder analizar tu situación y valorar la mejor solución.

Y en cualquier caso, no dejes de visitar a un dentista si sientes alguno de los siguientes síntomas:

  • Encías inflamadas.
  • Encías muy rojas o con un tono púrpura.
  • Encías que sangran muy fácilmente.
  • Creación de nuevos espacios entre los dientes.
  • Retracción de las encías.
  • Pus.
  • Mal aliento.
  • Dolor al masticar y movimiento de los dientes.

Recuerda que es importante tratar la enfermedad a tiempo para frenar su evolución a lo largo de sus distintas fases: 

  1. Gingivitis: El inicio de la enfermedad periodontal siempre comienza con la inflamación del tejido blando de la encía, causado por la presencia de placa
    bacteriana.
  2. Periodontitis inicial: En esta etapa aparecen bolsas periodontales y aumenta el surco de la encía.
  3. Periodontitis moderada: La encía se retrae y las bacterias llegan a destruir un tercio del hueso que soporta la pieza dental.
  4. Periodontitis avanzada: En esta fase el diente puede adquirir movilidad y la caída espontánea del mismo.

tratamiento periodontal

 

Conclusiones

Como ya hemos visto en este artículo sobre los tratamientos periodontales y en qué consisten, a pesar de que la periodontitis es una enfermedad crónica, existen soluciones para evitar que continúe avanzando y provoque daños en los huesos, dientes y encías. 

Estas soluciones pasan por tratamientos no quirúrgicos como curetaje o antibióticos y  tratamientos quirúrgicos mediante cirugías periodontales, injertos de hueso o encía y procedimientos regenerativos para casos especiales o más avanzados de periodontitis.

Además de estos tratamientos es necesario la colaboración de los pacientes en la higiene bucal y los hábitos de vida saludable. Además, de las visitas periódicas al dentista para realizar el mantenimiento adecuado de la enfermedad periodontal.

¿Necesitas una revisión de tus encías? No esperes más tiempo para poner solución a los problemas de encías. Solicita tu cita en Clínica Sevilla Dental enviándonos un mensaje desde nuestra web o llamándonos al 954 211 226.

Call Now Button